Poemario NO TARDES EN VOLVER A LA CRISTALERA DEL TIEMPO, de Virtudes Reza. EDITORIAL LEDORIA

Comprar el libro Editorial Ledoria, aquí

Comprar el libro en El Corte Inglés, aquí

Puntos de venta en librerías, aquí

El círculo alquímico, de Paco Gómez Escribano. Editorial Ledoria. I.S.B.N.: 978-84-95690-73-9. A la venta en enero.
Comprar libro en Estudio en escarlata, aquí.

Comprar libro en El Corte Inglés, aquí.


domingo, 13 de noviembre de 2011

Aunque tú no lo sepas, de Virtudes Reza

AUNQUE TÚ NO LO SEPAS
(Luis García Montero)

Como la luz de un sueño,
que no raya en el mundo pero existe,
así he vivido yo
iluminado
esa parte de ti que no conoces,
la vida que has llevado junto a mis pensamientos...

Y aunque tú no lo sepas, yo te he visto
cruzar la puerta sin decir que no,
pedirme un cenicero, curiosear los libros,
responder al deseo de mis labios
con tus labios de whisky,
seguir mis pasos hasta el dormitorio.

También hemos hablado
en la cama, sin prisa, muchas tardes
esta cama de amor que no conoces,
la misma que se queda
fría cuanto te marchas.

Aunque tú no lo sepas te inventaba conmigo,
hicimos mil proyectos, paseamos
por todas las ciudades que te gustan,
recordamos canciones, elegimos renuncias,
aprendiendo los dos a convivir
entre la realidad y el pensamiento.

El poema “AUNQUE TÚ NO LO SEPAS” pertenece al libro Habitaciones separadas (1994) del poeta granadino Luis García Montero. Este poemario fue galardonado con el Premio Nacional de Poesía en el año 1995. Luis elige este poema para transmitir el amor platónico hacía una mujer que es la que el sueña y pinta en su mente, llegando a ser más real que la propia realidad. Un amor pintado, sublime y perfecto, en esa realidad paralela que todos tenemos, aunque no lo sepamos.
Este poema ha sido fuente de inspiración para muchos. Es curioso pero cuando alguien escribe no sabe las consecuencias que va a tener lo escrito. Seguro que Luis estará orgulloso que su poema haya traspasado paredes imaginarias y los muros invisibles de la sensibilidad.
“AUNQUE TÚ NO LO SEPAS”, es el título de una canción genial, por lo menos para mí. No pretendo hacerlo extensible a los insensibles que habitan este mundo.
Inspirado en el poema de Luis García Montero, surge una canción que comparte título y algunos versos aderezados con el toque personal de Quique González. Una canción destinada al gran Enrique Urquijo y que fue incluida originariamente en el disco “Desde que no nos vemos” del grupo Los Problemas en el año 1998.
Quique González, su creador, suele interpretarla en sus conciertos e incluyó una versión en su disco “Pájaros mojados” en el 2002. También cuenta con otra versión realizada en directo en “Ajuste de cuentas” del 2006.


Aunque tu no lo sepas
me he inventado tu nombre
me drogué con promesas
y he dormido en los coches.

Aunque tu no lo entiendas
nunca escribo el remite en el sobre
por no dejar mis huellas.

Aunque tú no lo sepas
me he acostado a tu espalda
y mi cama se queja
fría cuando te marchas.

He blindado mi puerta
y al llegar la mañana
no me di ni cuenta
de que ya nunca estabas.

Aunque tu no lo sepas
nos decíamos tanto
con las manos tan llenas
cada día más flacos.

Inventamos mareas
tripulábamos barcos,
encendía con besos
el mar de tus labios.

Y toda tu escalera.


Quique González


¿Puede dar más de sí un poema? Este cumple con creces, ya que también sirvió de inspiración para el relato «El vocabulario de los balcones» que Almudena Grandes, mujer de García Montero, incluyó en su libro Modelos de mujer (1996). Basándose en este relato, Juan Vicente Córdoba dirigió en 2000 la película Aunque tú no lo sepas, que fue presentada en la sección Zabaltegi del Festival de San Sebastián.
Y más recientemente una mujer, Virtudes Reza, el 12 de Noviembre de 2011, hace su propio alegato del poema de Luis. Una mujer de la que dicen que es poeta…..dicen.



Aunque tú no lo sepas,
he volcado el cielo de estrellas,
te he mirado hipnotizada,
como si fueras mi sol o mi luna.

Aunque tú no lo sepas,
te he acariciado en portales perdidos
de tu tiempo irreal,
buscándote en la realidad.

Aunque tú no lo sepas,
estoy en la dimensión de lo racional,
en la elasticidad de mis sentidos,
que vuelven a su forma original,
después de la plasticidad,
huyendo de cristales rotos.

Aunque tú no lo sepas,
he estado en tus sombras,
y te he amado en ellas,
acariciando tus sueños,
con deseo de nuevos amaneceres.


Virtudes Reza

4 comentarios:

Paco Gómez Escribano dijo...

Genial, Maestra. Eres una monstrua. Un besazo.

Alex dijo...

Muy bueno Virtudes, muy emotivo, el tuyo, el original en el que te has inspirado, y toda tu narración de las diversas versiones que lo hicieron canción y verso. Precioso, me ha encantado.
Alejandra

Virtudes Reza dijo...

Maestro un gran abrazo desde Algeciras Mare....la mare que parió el poniente y la mare que parió el levante. Gracias por tus palabras hacía esta humilde que suscribe y escribe.

Virtudes Reza dijo...

Alejandra me encanta que te haya gustado todo. Gracias por tu entusiasmo.
Saludos